Asamblea de radios de Baja Potencia

La Primera Asamblea de Radios de Baja Potencia de la Provincia de Buenos Aires decidió asumir la defensa de los radiodifusores que compraron los pliegos licitatorios para la adjudicación de frecuencias en el ámbito bonaerense, pues se encuentran -según sostuvieron durante los debates- en un estado de indefensión.

Esa postura aparece como el elemento más saliente de la jornada que se cumplió el 18 de abril último en el teatro La Nonna, de la ciudad de La Plata, con la asistencia de más de un centenar de radiodifusores y autoridades oficiales y políticas del gobierno provincial.

La más importante, mas no la única. A lo largo de una intensa jornada de debates, los asistentes, nucleados todos en la Asociación de Radios de la Provincia de Buenos Aires (ARDEBA), decidieron mancomunar y amalgamar sus reclamos. "Vamos a peticionar en forma conjunta y no individualmente", anunció el presidente de la Entidad, Amílcar Ramírez, quien representa precisamente a la ciudad de La Plata.

Los radiodifusores bonaerenses nucleados en ARDEBA tienen un socio más. Seis días después de las deliberaciones en el teatro platense, quedó constituída la Asociación de Radiodifusores de la Costa Atlántica (ARCAT), en una asamblea constitutiva celebrada en San Bernardo del Tuyú, Partido de la Costa.

Allí, representantes de las FM Track, Líder, Madariaga, Milenium, Pop, Melody, Impacto, Radio Familiar, Ebenezer, Tempo, Acuarela y Raíces, suscribieron el acta fundacional, por lo que ahora ARDEBA tiene un miembro más y, por consiguiente, un mayor peso específico ante el complicado panorama del aire provincial.

La Asamblea de ARDEBA decidió también "crear los mecanismos para incorporar a la problemá tica a los difusores de Amplitud Modulada" de la provincia de Buenos Aires.

El dato no es menor, ya que hasta ahora todo el espectro radial que pugnaba orgánicamente y a través de cuerpos altamente representativos, se ceñía casi exclusivamente a las emisoras de Frecuencia Modulada. El campo, ahora, quedó ampliado también a las AM, que especialmente en el territorio provincial, ocuparon espacios importantes -y vacíos hasta entonces- en los últimos cinco años.

Para ello, la primera asamblea decidió "crear delegaciones por sección electoral, partido o municipio en toda la extensión geográfica" bonaerense, según precisó nuevamente Ramírez.

ARDEBA estableció también un mecanismo de contacto con entidades de similares intereses e inquietudes en otras provincias para analizar en forma mancomunada "la posibilidad de reclamar en conjunto".

Dicho de otro modo y con el sentido estricto pero más amplio -con el que, por otra parte, se manejó el organismo-, la entidad que agrupa a los radiodifusores de baja potencia bonaerenses se constituyó en la cabecera de playa de un momento histórico de la radiodifusión en la Argentina.

A nivel político, el apoyo más importante con que cuentan los radiodifusores es el del diputado provincial aliancista Henry Stegmayer quien, por otra parte, fue uno de los oradores durante la asamblea.

"Quiero manifestar nuevamente mi apoyo a las expresiones culturales de la Provincia de Buenos Aires, que se emanan con esfuerzo y sacrificio a través de la radio, desde las grandes urbes hasta los lugares más recónditos de nuestra extensa geografía. He tratado, desde que ocupa una banca en la Legislatura Provincial, de llevar las inquietudes de quienes trabajan en la Comunicación Social dentro de lo que las posibilidades me lo permiten, pero con la férrea voluntad de que no se margine al radiodifusor de baja potencia a la hora de las entregas de las licencias y a la hora de otorgar publicidad oficial", expresó el legislador.

Autor de la ley 12.338, que crea una Autoridad Provincial de Radiodifusión en Modulación de Frecuencia para "organizar, planificar, diseñar y desarrollar políticas en la materia", el diputado Stegmayer reclamó nuevamente "igualdad de oportunidades para quienes se desempeñan en la tarea comunicacional".

Ante "la problemática que atraviesa el sector", el legislador convocó a "aunar voluntades en pos de peticionar ante el Comité Federal de Radiodifusión (COMFER) para que las emisoras puedan ser solicitadas por un ente provincial competente".

Durante la jornada también disertaron la ombudsman de la ciudad de La Plata, María Monserrat Lapalma -quien realizó un pormenorizado racconto de los derechos adquiridos de los radiodifusores, en el marco de los pactos internacionales-, la senadora provincial María Cristina Azcueta y el presidente de la Comisión de Medios de la Cámara de Diputados de la provincia, el legislador Armando Valbuena.

El primer remezón de la asamblea se produjo en San Bernardo. Como queda dicho párrafos más arriba, allí se constituyó la ARCAT, cuyos fines establecidos en el acta fundacional son "fijar estrategias de trabajo en lo concerniente a la problemática del sistema radioeléctrico y peticionar trámites, exponer y realizar cualquier diligencia ante los entes pertinentes que regulan la actividad".